iBeacons, para qué sirve y cómo funciona esta tecnología desarrollada por Apple

Encontrar el camino a nuestra puerta de embarque, recibir la última oferta de la tienda que estamos ojeando o comprar un libro sin necesidad de sacar la cartera. Todo ello es posible a través de un sistema denominado iBeacons. Los iBeacons son unos pequeños emisores y receptores con tecnología Bluetooth capaces de interactuar con nuestro teléfono móvil. Estas balizas desarrolladas por Apple podrían revolucionar el modo en el que vamos de compras o nos movemos por el interior de un edificio.

 

¿Cómo funcionan los iBeacons?

Los iBeacons son una tecnología desarrollada por Apple que se ha comenzado a implantar desde 2012. Se trata de pequeñas balizas que utilizan la tecnología Bluetooth LE (de baja energía) para transmitir y recibir información de un equipo compatible. Aunque en principio esta tecnología se ha preparado para iPhone o iPad, la mayoría de los smartphones, tablets y ultrabooks de última generación ya cuentan con esta tecnología y pueden aprovechar las posibilidades de los iBeacons. Una vez desplegadas de manera estratégica en el interior del edificio, estas balizas emiten señales de corto alcance que captan los dispositivos compatibles y que permiten trazar su situación exacta. Así nos encontramos con la primera de sus funciones, la de servir como un sustituto de la tecnología GPS en el interior de un edificio (y con un nivel de precisión mucho mayor). Por ejemplo, ya se está probando en aeropuertos para encontrar la puerta de embarque sin volverse loco con los paneles electrónicos.

iBeacons, para qué sirve y cómo funciona esta tecnología desarrollada por Apple

Otra de las funciones que pueden tener mucho éxito en los próximos años es la capacidad para emitir ofertas personalizadas. Imagínate que estás paseando por una tienda y de repente recibes en tu móvil un descuento del 50% para un equipo de música que estás ojeando. Este sistema se puede perfilar mucho para que las ofertas dependan de nuestra edad, nuestros gustos o las compras que hayamos hecho anteriormente. Algo así como los anuncios de Google en Internet, pero en un entorno físico. ¿Y no nos volveremos locos con la avalancha de publicidad? Es una posibilidad muy factible que algunos comercios se les vaya la mano. Por suerte, hay dos puntos que nos ayudarán a controlar esta avalancha. Por un lado, los iBeacons sólo funcionan a través de apps que hayamos descargado previamente, así que el número y el tipo de avisos que recibamos dependerá del modo en el que queramos usar el teléfono. Por el otro, bastará con que apaguemos Bluetooth para que la conexión con estas balizas se corte. También tenemos otras funcionalidades más culturales. Por ejemplo, si estamos en un museo podemos recibir información automática de un cuadro que nos hayamos parado a mirar. O esta tecnología nos puede servir para encontrar un libro determinado en una biblioteca.

iBeacons, para qué sirve y cómo funciona esta tecnología desarrollada por Apple 

¿Otra forma de comprar con el móvil?

Las opciones son innumerables. Incluso esta tecnología se puede desplegar para realizar pagos a través del móvil, aunque la propia compañía estadounidense ha puesto en marcha un servicio llamado Apple Pay en su nuevo iPhone 6 e iPhone 6 Plus que utiliza la tecnología NFC para pagar en comercios. Otras plataformas como PayPal (la popular herramienta para realizar compras en Internet) han comenzado a desarrollar propuestas con iBeacons para realizar pagos. Sea como fuere, a día de hoy parece que el lugar natural de los iBeacons está en centros comerciales y supermercados, como una forma de facilitar la vida a los compradores y mejorar su fidelidad. 

Si quieres estar al día de lo que sucede en el sector, recuerda que también puedes seguirnos en FacebookTwitter y Google+.